Frudia proviene de una mezcla de las palabras “fruta” y “día” y se sirve de la naturaleza para nutrir la piel. La curiosa historia de cómo se descubrió nos transporta a la región francesa de Alsacia, donde el fundador de la marca descubrió que el artesano de una fábrica de mermeladas poseía las manos hidratadas y sin arrugas.

Esta conclusión llevó a la investigación a centrarse en encontrar la base perfecta para los productos de cuidado de la piel. Deberían producirse con una pérdida nutricional mínima a través de una extracción a baja temperatura de las semillas, el zumo y las cáscaras de la fruta. Esto se consigue con el uso de la tecnología R Vita W, extrayendo los mejores nutrientes de las frutas para cuidar la piel.

Como puntos fuertes de Frudia destacamos su amplia variedad de gamas de productos con altísima proporción de elementos naturales, su amplia calidad y experiencia.

Volver